Historia del Savarin

Baba1

Este pastel en forma de corona, es uno de los postres más apreciados en Francia desde hace más de 150 años. Lleva el nombre del célebre gastrónomo francés Jean- Anthelme Brillat-Savarin, autor de la célebre La filosofía del gusto.

El origen de este pastel se remonta al SXVII, Estanislao I rey de Polonia, cuya hija fue desposada por Luis XV rey de Francia, perdió su trono y a cambio le dieron el ducado de Lorena. Estanislao I era un gran amante de los dulces, pero su mala dentadura le llevaba a sufrir grandes dolores cuando comía platos con azúcar.

Su fiel pastelero, Nicolas Stohrer, creó para él un nuevo postre : un brioche tradicional de su país, que se parecía mucho a un Kouglof, perfumado con azafrán y completamente embebido de un sirope con vino de Málaga, jugoso y esponjoso a su gusto ( en aquella época el ron no era más que una bebida con mala reputación únicamente consumida por marineros, piratas y corsarios. El vino de Málaga era un vino mucho más distinguido y muy apreciado por reyes y príncipes ). Estanislao I que era un rey muy culto y erudito, adoraba los cuentos e historias de la época, sobre todo las de Ali Babá, y fué así como llamó a este postre ( es así como se encuentra reflejado en numerosos libros de cocina de la época : pastel Ali Babá ).

Al llegar dicho pastelero a París, de la mano de la hija de Estanislao I, se empezó a difundir este pastel entre todos los parisinos, poco a poco, se fue modificando esta receta del Baba hasta llegar al actual Savarin.

En la actualidad, la casa Stohrer fundada por este mismo pastelero, todavía existe en la calle Montorgueil. La pastelería está declarada como monumento histórico y hoy en día se puede seguir degustando el pastel Ali Babá original.

El pastel fué rebautizado con el nombre de Savarin en el siglo XIX en honor a Anthème Brillat-Savarin, ilustre autor de la fisiología del gusto. La presentación del Savarin se modificó muy sutilmente con respecto al pastel Ali Babá ( o Baba como se llama hoy en dia  en Francia ). Aunque existen diferentes presentaciones en las recetas de Babás, Babá con pasas, Babá en forma de corona, Babá individual ó en forma de tapón, las recetas de Savarin son siempre en forma de corona, nunca llevan pasas y puede ser perfumado con Kirsch, Ron o Grand Marnier. Pero sea un Babá ó sea un Savarin el principio siempre es el mismo : un brioche tradicional embebido en sirope hasta su máxima saturación. Contrariamente a su apariencia es un postre muy ligero, nada empalagoso ni pesado. Su elaboración es simple pero de un gran refinamiento donde se definen fundamentalmente tres sabores : el brioche, el sirope y la crema chantilly.

Anuncios